Cartografía de la piel

Cuando Angélica Dass se propuso comenzar el proyecto «Humanae» tuvo claro que se trataba de un trabajo en continuo progreso, que tiene la intención de desplegar una gama cromática de los diferentes colores de la piel humana. No hay selección previa de participantes, ni por nacionalidad, género, edad, raza, clase social o religión.  
Dice Dass sobre este trabajo:
No hay una intención explícita de terminarlo en una fecha específica. Está abierto en todos los sentidos, e incluirá a todos aquellos que quieran ser parte de este colosal mosaico global. El único límite sería alcanzar completando a toda la población del mundo.
Esta taxonomía adopta el formato de la Guía Pantone, que da a la muestra un grado de tranversalidad que elimina la falsa preeminencia de algunas razas sobre otras en términos de color de la piel, del mismo modo que en un catálogo de colores los colores «primarios» tienen exactamente la misma importancia que los «mixtos». De hecho, la presentación de la gama de tonos de color nos invita a reflexionar sobre uno de los significados que contiene la palabra identidad: la asociada con la igualdad. Este proyecto está siendo utilizado como herramienta de trabajo en el ábito educativo, en estudios sobre etnografía, sociología…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up