Entradas de la categoría: Amistad

100 lágrimas

Lágrima
f. Cada una de las gotas que segrega la glándula lagrimal.
f. pl.  Pesadumbres. adversidades. dolores. 

Tras un período de cambio personal, pérdida y abundantes lágrimas, la fotógrafa Rose-Lynn Fisher comprobó que no todas tenían el mismo aspecto. A partir de este hallazo personal ha desarrollado un proyecto titulado «The Topography of Tears«, un poético microscomos donde se muestran imágenes de 100 lágrimas diferentes, desde las que surgen pelando cebollas, a otras que transitan por la amargura, la frustración, el duelo o la alegría. 
A partir de estos mapas cargados de fluidos y electrolitos, la autora nos ofrece un fascinante recorrido por lágrimas magnificadas, que evocan una sensación espacial, como tomas aéreas de un terreno emocional. 
 
Lágrimas de cebolla
Lágrimas de cambio
Lágrimas de aquellos que anhelan ser liberados


 

Ms. Ulmer

Marie Ulmer es una mujer de 97 años, y aún posee un auto-retrato que se hizo nueve décadas atrás, cuando era una niña tranquila y reservada que utilizaba su propio rostro para aprender a dibujar. Con los años se convirtió en una prolífica artista que fue realizando una ingente cantidad de auto-retratos, hasta que en una de sus exposiciones conoció a la fotógrafa Candace Karch, con quien ha mantenido una estrecha relación desde entonces.

Transcurrido un tiempo, le pidió a su amiga que posara para ella, capturando entrañables momentos privados en la vida de la anciana. El lado lúdico de Marie surgió de inmediato, y mientras unas veces expresaba fingida exasperación otras se pavoneaba frente a la cámara, produciendo un juego que sólo puede desarrollarse entre dos personas que confían entre sí plenamente.

Un delicioso juego de honestidad y autenticidad que pone en valor la amistad entre dos generaciones distintas.

Dos amigas

Alessandra Sanguinetti es una fotógrafa de la agencia Magnum que pasó muchos veranos de su infancia en una granja al sur de Buenos Aires. Allí se encontraba haciendo fotos cuando se sentía interrumpida por la presencia de Guille y Belinda, siempre correteando de acá para allá, persiguiendo gallinas y conejos, saltando… Pero un verano a finales de los 90, en lugar de seguir intentando que esas dos niñas molestas (de 9 y 10 años por entonces) se apartaran de sus encuadres, Alessandra permitió que formaran parte de ellos… hasta hoy, creando así una hermosa oda a la amistad.
El resultado de eso es su proyecto “The Adventures of Guille and Belinda and the Enigmatic Meaning of their Dreams”, en el que ha seguido la evolución de esa amistad. A lo largo de los años, esas niñas que se entretenían asustando a los animales de la granja empezaron a a entender cómo era su nuevo papel en la vida, ya como mujeres…

Scroll Up