Entradas de la categoría: Amor

Jenny y yo

Sandra Hoyn recoge en su trabajo Jenny’s Soul la vida íntima de Dirk y Jenny, un matrimonio que comparte su vida diaria como otros muchos, salvo por el hecho de que Jenny es una muñeca hecha de silicona, aunque diseñada para parecerse mucho a una mujer humana. El vínculo entre Dirk y Jenny es mucho más profundo que el que existe entre un hombre y su muñeca sexual; para él, Jenny es una compañera de vida, por la que pagó 6000 euros.




Dirk comenta sobre esta relación:

Antes de comprar a Jenny, había sufrido un colapso psicológico. La muñeca me ayudó a sanar. Hablo con ella y me preocupo por ella, y ella me responde. Sé que puede parecer descabellado que Jenny corresponda mi amor por ella, y a veces tengo mis momentos de duda. Sin embargo, en última instancia, yo creo que Jenny ha descendido de otro planeta, un reino no descubierto en el que las mentes están desconectadas del cuerpo corporal y de los cinco sentidos disponibles para la humanidad.

100 lágrimas

Lágrima
f. Cada una de las gotas que segrega la glándula lagrimal.
f. pl.  Pesadumbres. adversidades. dolores. 

Tras un período de cambio personal, pérdida y abundantes lágrimas, la fotógrafa Rose-Lynn Fisher comprobó que no todas tenían el mismo aspecto. A partir de este hallazo personal ha desarrollado un proyecto titulado «The Topography of Tears«, un poético microscomos donde se muestran imágenes de 100 lágrimas diferentes, desde las que surgen pelando cebollas, a otras que transitan por la amargura, la frustración, el duelo o la alegría. 
A partir de estos mapas cargados de fluidos y electrolitos, la autora nos ofrece un fascinante recorrido por lágrimas magnificadas, que evocan una sensación espacial, como tomas aéreas de un terreno emocional. 
 
Lágrimas de cebolla
Lágrimas de cambio
Lágrimas de aquellos que anhelan ser liberados


 

Lo bueno, lo malo, lo importante…

Alguno de quienes puedan leer estas líneas suele hablar de la muerte? de SU muerte? Parece poco probable. Y, sin embargo, solo podemos comprender y apreciar el regalo de nuestra vida si la colocamos frente a frente con nuestra propia mortalidad. Tal como hace Nancy Borowick en su serie «Cancer Family«. 
Se trata de una simple historia familiar: la del recorrido de sus dos padres, con un cáncer cada uno, caminando hacia su final. En este proyecto, que mira cara a cara a la muerte desde el amor y la vida, primero siguen su camino juntos, luego acontece la pérdida del padre y, justo un año después, la de la madre. 
Señala Nancy a propósito de este impresionante testimonio:

«La vida no es un regalo, no una promesa de longevidad, y en ella se incluye de forma simultánea lo bueno, lo malo, lo importante y lo frívolo… Fotografié mis padres para mantener su memoria y para captar su esencia y fuerza en una época tan difícil. Todo el mundo quiere encontrar el propósito de su vida, y el propósito final de mis padres se encuentra en esos momentos, en ese regalo que nos dieron a mí y a mi familia. Eso me ha permitido contar su historia, una historia de amor, y el legado que han dejado atrás«

Rellenando los silencios

Cuando Maureen Drennan tuvo que afrontar el aislamiento que sentía en su relación, como consecuencia de la grave depresión de su pareja, comprendió que necesitaba entender qué estaba ocurriendo en esa mente que la alejaba de él cada vez más. Pero no había muchas palabras que compartir, y a través de la fotografía aprendió a darle forma a los silencios. El resultado es una serie llamada “The Sea That Surrounds Us” (una línea de un poema de amor de Pablo Neruda), en el que la mitad de las fotos son de Paul, su pareja, y el resto son imágenes del lugar donde habitan, que funcionan como retratos del propio estado interior de Maureen.
Como ella misma señala:

«La intimidad que nos proporcionaba hacer fotografías juntos durante todo ese tiempo convulso y de cambio resultó muy restauradora para nuestra relación. Lo más difícil fue el comienzo, porque temía que mi pareja se aislara aún más si me veía con la cámara, pero una vez comencé a tomar fotos él se sintió parte activa en eso que hacíamos juntos.»

A pesar del malestar que le producía sentirse enfocado por la cámara, Paul supo apreciar su esfuerzo para reconocer sus señales, gestos y movimientos y, de ese modo, interpretar su estado mental.

Toda la vida

Amarse y estar juntos para toda la vida… suena bien, pero no estoy seguro que ocurra a menudo.
El fotógrafo estadounidense Nicholas Nixon conoció a su esposa, Bebe Brown, en 1970. Cuarenta y dos años de matrimonio más tarde los dos siguen todavía juntos, y juntos han creado el proyecto «Bebe & Me”: una serie de retratos íntimos, mejilla a mejilla, cuerpo contra cuerpo, la piel se toca… 
Las líneas de la piel marcan el tiempo, pero no la pasión, que sigue intacta.

Scroll Up