Entradas de la categoría: Genealogía

Un agujero vacío

Cuando tenía siete años los padres de Diana Markosian se separaron. Su madre marchó a California con ella y su hermano, y su padre se quedó en Moscú. A partir de ese momento, Diana y su hermano apenas volvieron a oir hablar de su padre, no había imágenes de él, nada, hasta que terminó por olvidar su aspecto.
Quince años después, Diana decidió volver a conectar con su padre fantasma, viajando a su casa en Armenia para reconstruir una relación con un hombre al que apenas conocía. La reunión fue agridulce, y ninguno de ellos se reconocía. Este proyecto, que lleva por título «Inventing my father» es el testimonio de ese reencuentro.
Diana refiere de este modo cómo vivió la ausencia de su padre:
Durante la mayor parte de mi vida, mi padre no era más que un recorte en nuestro álbum familiar. Un agujero vacío. Un recordatorio de lo que no estaba allí… Un día mi madre me despertó y me dijo que preparara mis cosas, que nos íbamos en un viaje. A la mañana siguiente nos llegó a nuestro nuevo hogar, en California. Nunca hemos dicho adiós a mi padre. Para mi madre, la solución de olvidarlo era simple: cortó su imagen de cada fotografía en nuestro álbum familiar. Pero esos agujeros hacen que sea más difícil para mí olvidarlo. A menudo me he preguntado cómo habría sido tener un padre. Aún lo hago…

Herencia

Una de las técnicas más utilizadas en Fototerapia es el recurso del álbum familiar, a partir del cual podemos reconstruir nuestra propia historia, darle forma a nuestra identidad.
Con el proyecto “I am my Family” el fotógrafo chileno-canadiense de origen judío Rafael Goldchain va un paso más allá, intentando conectar fragmentos dispersos de la historia familiar, que se ha visto sometida a persecuciones, desplazamientos geográficos y desajustes culturales.

Los autorretratos son recreaciones muy detalladas de diversos ascendientes familiares, a través de una relación de semejanza genética, a los que se intenta “nombrar” vinculándolos con el duelo y el recuerdo. La idea final es la de poder reconocerse mirando en la huella fotográfica dejada por los antepasados.

Dice el propio autor sobre este proyecto:

“Es el producto de un proceso que comenzó hace varios años cuando nació mi hijo. Poco a poco me dí cuenta de que mi papel como padre incluía la responsabilidad de transmitirle una herencia familiar y cultural, y era necesario que esa herencia fuera recogida y entregada gradualmente de una manera apropiada para su edad…”

El árbol genealógico

Es posible que, una vez no estemos aquí, algunas de nuestras fotos nos sobrevivan… o quizá no. En cualquier caso es interesante ver algunos proyectos en los que las fotografías se ponen al servicio de la genealogía, dejando testimonio del discurrir de la vida.

Por ejemplo, la famosa serie que Nicholas Nixon fotografió desde 1975 a 2010 a las 4 hermanas Brown en la misma posición. Esta serie nos permite no sólo leer entre líneas la relación entre las hermanas, sino que demuestra de una forma muy palpable y rotunda el paso del tiempo.

O la serie de las hermanas Monette and Mady fotografiadas por Maja Daniels. Dos hermanas francesas, absolutamente idénticas, que visten y actúan igual, y que suponen para la mente un difícil equilibrio cuando las observamos.

Scroll Up