Entradas de la categoría: Identidad

¿Qué quieres ser de mayor?

La fotógrafa belga Sofie Knijff ha pasado los últimos tres años viajando por el mundo haciendo retratos de niños y haciéndoles una pregunta: ¿qué quieres ser cuando seas grande?. Con una imaginación sin límites los niños responden, y se visten como sus personajes futuros, dando lugar a esta serie llamada «Translations».  
Mediante el uso de fondos similares para cada niño, Knijff los despoja de su entorno natural con el fin de centrarse más íntimamente en sus «personajes de ensueño». Ya sea en Mali, Groenlandia, Brasil o la Indica, hay un elemento común a todos esos niños: la esperanza que todos tienen en que su futuro sea mejor que sus vidas actuales.

El mundo de mis sueños

La serie “Childhood Dreams and Memories” de la fotógrafa Carolyn Hampton está basada en las visiones de sus propias experiencias: sueños, pesadillas, ritos religiosos, rituales y las interacciones con las personas y los animales de su entorno.

Para recrear estas escenas oníricas y surrealistas utiliza a su hija como modelo, y en ella proyecta los recuerdos de su propia infancia, empleando objetos y ambientes que formaron parte de su acervo familiar y que se transmitieron de generación en generación.

Sus fotografías evocadoras nos dejan suspendidos entre el inconsciente colectivo y la reminiscencia de las vivencias infantiles.

Herencia

Una de las técnicas más utilizadas en Fototerapia es el recurso del álbum familiar, a partir del cual podemos reconstruir nuestra propia historia, darle forma a nuestra identidad.
Con el proyecto “I am my Family” el fotógrafo chileno-canadiense de origen judío Rafael Goldchain va un paso más allá, intentando conectar fragmentos dispersos de la historia familiar, que se ha visto sometida a persecuciones, desplazamientos geográficos y desajustes culturales.

Los autorretratos son recreaciones muy detalladas de diversos ascendientes familiares, a través de una relación de semejanza genética, a los que se intenta “nombrar” vinculándolos con el duelo y el recuerdo. La idea final es la de poder reconocerse mirando en la huella fotográfica dejada por los antepasados.

Dice el propio autor sobre este proyecto:

“Es el producto de un proceso que comenzó hace varios años cuando nació mi hijo. Poco a poco me dí cuenta de que mi papel como padre incluía la responsabilidad de transmitirle una herencia familiar y cultural, y era necesario que esa herencia fuera recogida y entregada gradualmente de una manera apropiada para su edad…”

Cosas no dichas

Rania Matar es una arquitecta americana de origen libanés que, tras quedar embarazada de su cuarto hijo y cuando su hija salió de la casa familiar para ir a la universidad, decidió dar un cambio a su vida y adentrarse en el mundo de la fotografía.

Comenzó una serie titulada “Unspoken Conversations» con la que pretende reflejar la vida de las mujeres de su edad, y más concretamente cómo es el vínculo madre-hija, observando no sólo cómo cambiaba su crecimiento, sino también su relación.

Otro tiempo y lugar

La realidad no siempre es lo que parece, y si hay un arte capaz de ponerla en entredicho es la fotografía. Por ejemplo, las creaciones de la pareja formada por Robert y Shana ParkeHarrison quienes recrean su propia visión  apoyados por la escultura, la pintura y la fotografía.
Una realidad que más bien parece pertenecer a otro tiempo y lugar; imágenes surrealistas que sacuden nuestra imaginación y cuyo mensaje, como el de todos los sueños y los mitos, trasciende nuestra pequeña cotidianeidad.

Himno a la libertad

La fotógrafa inglesa Poem Baker decidió ilustrar a través de su lente a quienes, sin usar etiquetas para clasificar a las personas, asumen la sexualidad a su manera. El título del proyecto, ’Hymns from the bedroom’, bien podría tener como subtítulo “Himno a la libertad”.

Mujeres que lucen como hombres, hombres que se visten de mujer o que tienen figuras femeninas pueblan las fotografías de este proyecto, que invita a reflexionar acerca de los límites de la sexualidad… en el supuesto de que debieran existir.

Los invisibles

«The Invisibles: Vintage Portraits of Love and Pride«, publicado por Rizzoli, es una tierna representación de lo obvio: que las personas homosexuales han librado sus propias guerras del mismo modo que las hetero, pero sin dejar de experimentar diversos grados de persecución y prejuicio.

Tanto unos como otros enfocan las cámaras hacia sí mismos para representar sus vidas, y esas instantáneas fueron luego recopiladas durante veinte años por el cineasta Sébastien Lifshitz en mercadillos y álbumes familiares.

Como él mismo explica, está claro que estas fotos representan una relación amorosa comprometida y no sólo una amistad, lo que plantea una cuestión importante si tenemos en cuenta que fueron tomadas en la era pre-digital: tuvieron que ir a un laboratorio para el revelado y, por tanto, asumir el riesgo de exponerse socialmente. La necesidad de mantener un recuerdo de su amor era sin duda más fuerte que el temor al juicio desvalorizador de los demás.

Por cierto, Lifshitz también hizo un documental sobre este tema que fue galardonado con el Premio César al mejor documental en 2013.

¿Quién te gustaría ser?

Quizá alguna vez te hayas preguntado quién te gustaría ser, o incluso quién podrías haber sido… Esa es precisamente la propuesta de la fotógrafa checa Dita Pepe quien, a partir de estas reflexiones, decide reconstruir literalmente la imagen de su vida en un centenar de escenarios diferentes mediante una serie de retratos de sí misma con diferentes hombres. Aunque al principio posaba con personas que conocía, de forma progresiva comenzó a acercarse a desconocidos que pasaban a formar parte de su nueva “familia”, a veces incluyendo a su propia hija en la mezcla.

Lo fascinante de este proyecto es la sutil despreocupación de sus imágenes, donde aparece camuflada como un miembro más de la familia sin que podamos cuestionarnos la credibilidad de esa escena, en la que resulta difícil identificar quién es el elemento extraño.
 

Los retratos logran trascender la edad, clase y cultura, reflejando arquetipos fácilmente identificables por nosotros, en los que la fotógrafa se diluye totalmente.

Lucha de poder

Ben Zank utiliza sus fotografías como medio para representar sus emociones actuales y pasadas, y lo hace como una metáfora de impotencia ante la vida, de estar en punto muerto y como estancado. Pero también, como él mismo dice: “son como una lucha de poder, donde intento tener el control, salir y ser libre de nuevo».

Con sus auto-retratos, apela directamente a la imaginación del observador, para que éste pueda expresar sus propios sentimientos allí donde las palabras fallan.

Algo que decir

El trastorno de identidad disociativo (o trastorno de personalidad múltiple) es una extraña patología en la que se manifiestan en una misma persona 2 o más identidades o personalidades. Esas diferentes identidades pueden tener nombres, gustos y comportamientos diferentes, y también muestran diferencias psicológicas.

Marlene Azoulai padece esta enfermedad desde hace años. Comenzó con la Arteterapia durante su estancia en el hospital psiquiátrico, y desde entonces ha experimentado con la fotografía como herramienta para rescatarse a sí misma, mostrando cómo las experiencias traumáticas pueden reflejarse en el trabajo creativo.

Para ella, un artista no es necesariamente alguien que estudió arte, sino alguien que tiene algo que decir, y el coraje para decirlo. Alguien que hace arte para salvar su vida. Y esta que os presento es una muestra del suyo…

Scroll Up