Entradas de la categoría: Infancia

Dos amigas

Alessandra Sanguinetti es una fotógrafa de la agencia Magnum que pasó muchos veranos de su infancia en una granja al sur de Buenos Aires. Allí se encontraba haciendo fotos cuando se sentía interrumpida por la presencia de Guille y Belinda, siempre correteando de acá para allá, persiguiendo gallinas y conejos, saltando… Pero un verano a finales de los 90, en lugar de seguir intentando que esas dos niñas molestas (de 9 y 10 años por entonces) se apartaran de sus encuadres, Alessandra permitió que formaran parte de ellos… hasta hoy, creando así una hermosa oda a la amistad.
El resultado de eso es su proyecto “The Adventures of Guille and Belinda and the Enigmatic Meaning of their Dreams”, en el que ha seguido la evolución de esa amistad. A lo largo de los años, esas niñas que se entretenían asustando a los animales de la granja empezaron a a entender cómo era su nuevo papel en la vida, ya como mujeres…

Echolilia

Timothy Archibald decidió empezar a fotografiar a su hijo Eli, diagnosticado de autismo, para entender mejor cómo se relaciona con el mundo, con los objetos que le rodean, y con él mismo.
El resultado es un hermoso proyecto, Echolilia, en el que padre e hijo crean un estrecho vínculo a través de la fotografía.

Cuando se muere la gente

Vivimos en una cultura en la que intentamos proteger a los niños a toda costa de la idea de la muerte, como si no se tratase de algo tan natural como la propia vida. Como adultos negamos esa experiencia, quizá por el miedo que nos produce, y ese mismo temor es el que enseñamos a nuestros niños.
Realmente les transmitimos una idea real de ese proceso? cómo viven ellos la experiencia de la muerte? qué piensan acerca de ella?
La fotógrafa Claudia Hans explora estos temas en uno de sus proyectos: “When people die…”, y para ello fotografía a niños junto a dibujos que ellos mismos realizan a partir de su propia fantasía de cómo es la muerte. Uno de esos niños dice: “cuando alguien muere, esa persona se va a una estrella en el cielo”.

Diógenes revisitado

Imagínate una casa sin frigorífico ni agua corriente, sin calefacción ni aire acondicionado, sin apenas un lugar para comer que esté libre de basura… Pero no estamos hablando de un poblado chabolista en un suburbio del extrarradio, sino de una bonita casa de clase media en una ciudad del oeste americano.
Ese fue exactamente el escenario en el que se desenvolvió la infancia y adolescencia del fotógrafo Geoff Johnson es un fotógrafo de Omaha, quien se ocultaba tras la puerta principal cuando de niño alguien visitaba su casa, avergonzado de que pudieran ver el interior, por la tendencia compulsiva de su madre a acumular restos de todo tipo.
Dos décadas después de abandonar esa casa, vuelve a su lugar de origen, para poder reabrir y curar viejas heridas. Fotografiar su casa, reconstruyendo los espacios tal como él los vivió durante su vida, le ha permitido sanar y, sobre todo, perdonar lo que sucedió en el pasado.
Hay algo de todo esto que el fotógrafo tiene muy claro: «mi casa actual es un lugar habitable en el que quiero que mis hijos se sientan seguros”.

Where Children Sleep

“Where Children Sleep» es un trabajo de fotografías de gran formato del fotógrafo inglés James Mollison, donde se reflejan los dormitorios de niños de todo el mundo, desde los EE.UU hasta Senegal, de Brasil a Nepal, de Italia a China…, junto a fotografías de los propios niños.

Cada pareja de fotografías se acompaña de una breve historia de cada niño: Kaya en Tokio, cuya orgullosa madre gasta 1000$ por mes en sus vestidos; Bilal el joven pastor beduino, que duerme al aire libre con el rebaño de cabras de su padre; o la niña nepalí Indira, que ha trabajado en una cantera de granito desde los tres años; y Ankhohxet, el chico Krahô que duerme en el suelo de una choza en la selva amazónica…

Scroll Up