Entradas de la categoría: Obesidad

El tamaño de los vaqueros

Samantha Geballe ha realizado una serie de autorretratos honestos y profundamente emotivos que expresan su ansiedad y su dificultad para aceptar su cuerpo. A lo largo de varios años, Samantha trabajó en este proyecto como una forma de visualizar cómo sentía que otros percibían su cuerpo, y como una forma de expresar el dolor emocional y la agonía en su viaje hacia la autoaceptación.
Mientras trabajaba en el proyecto, Samantha comenzó a entender estas fotos como una forma de afrontamiento, pero también como una denuncia de los misóginos estándares de belleza femeninos. Más tarde, tras una cirugía de derivación gástrica que la ayudó a controlar su peso, comenzó una nueva etapa en su propia vida.
Dice Samantha a propósito de este recorrido:

Parte de mi motivación es ayudar a otros a entenderse mejor. Si las personas no se relacionan con los demás, es más fácil descartarlos. No puedo recordar cuántas veces he sido acosada, humillada, perseguida e intimidada por completos extraños porque no les gustaba mi cuerpo. Me pregunto si esos mismos extraños me tratarían de esta manera si realmente me conocieran… Esta fase del trabajo de autorretrato consiste en abrazar el cambio. Creo que la autoaceptación es importante en cualquier tamaño. La gente a menudo piensa que su valor depende del tamaño de sus vaqueros, y me parece lamentable que así sea. Actualmente estoy trabajando en una serie de autorretratos centrados en la imagen corporal y la salud, que reta a los espectadores con la pregunta ¿De qué forma te aceptas a tí mismo?.

Yo también he estado allí

Samantha Geballe es una artista valiente que examina su vida, su cuerpo, y su viaje personal a través del auto-retrato, que documenta de un modo potente su lucha física y psicológica con el sobrepeso y la propia identidad.

Samantha es capaz de expresar emociones como el anhelo, la ira, el deseo, el miedo o la soledad creando intensas representaciones en blanco y negro, y explora de un modo crudo y real la perspectiva percibida por la sociedad y la aceptación de uno mismo.
Dice Samantha acerca de su trabajo:
Esta no es la historia de otra niña gorda. Hay veces que puedo asumir ese papel, pero no siento que sea el que me define. Lo que la gente no suele ver son las funciones de la obesidad; me escondo detrás de mi tamaño, enmascaro mi vulnerabilidad y creo muros como una manera de protegerme. Comparto mi cuerpo y mi historia no como una forma de buscar la piedad o definirme como un número, sino como un lugar para que el espectador pueda decir «Yo también he estado allí«.

La belleza cuestionada

En un mundo dominado por el estereotipo de mujer blanca, alta y demacrada (casi caquéctica), irrumpe el trabajo “FullBeauty” de la italiana Yossi Loloi reivindicando que el patrón de belleza debe aplicarse a todas las individualidades, como por ejemplo a las mujeres con más de 200 kg que posan sin tapujos mostrando lo que a menudo se oculta.

En este valiente trabajo, las imágenes que se muestran vienen a alterar nuestros cómodos cánones del estándar femenino, pero precisamente las críticas a esta propuesta también forman parte del proyecto. Como ella misma señala: “se trata de ver qué reacciones suscitan estas imágenes, qué pasa con esa cara oculta de nuestra sociedad que se empeña en secuestrar aquello que no se ajusta a la norma…»

Scroll Up